Cosas para considerar cuando está escogiendo a una iglesia

¿Nunca ha “comparado manzanas con manzanas” al hacer una decisión importante para su familia? – tal vez comprando un auto, aceptando una oferta de trabajo o adquiriendo una casa.

Bueno, “comparando manzanas con manzanas” no es tan fácil cuando se habla acerca de encontrar una iglesia.  Puede ser que no se le había ocurrido que las manzanas representan una gran variedad de diversidad.  De hecho, comparando manzanas con manzanas puede ser un proceso con mucho detalle – pero en el caso de escoger una iglesia, este proceso sí vale la pena.  Este estudio puede ayudarle a un entendimiento práctico que le lleva a una decisión sabia.  Hay alrededor de 7,500 clases de manzanas en el mundo – igual como parece que hay miles de tipos de iglesias “cristianas” – que nos deja con una investigación muy dilatada.

Bueno, vamos a simplificarlo por un momento, y nos enfocaremos en seis atributos principales de manzanas que también explican seis calidades que debemos considerar al escoger una iglesia.

Considere el Sabor

¿Nunca se ha fijado que la preferencia cambia de persona a persona? Similarmente, el sabor, a veces puede ser engañoso.  No todo lo que sabe bien es bueno para usted, y no todo lo que sabe mal es malo para usted.  También, la preferencia de sabor puede cambiar con el tiempo.  Es una cosa dejar que el sabor sea su guía al escoger una manzana, pero escoger a una iglesia por medio de su preferencia puede ser peligroso.


La pregunta es “¿preferencia” o “verdad?” Una Iglesia verdadera siempre va a tener un deseo para la Palabra de Dios – La Biblia.  A veces la Biblia es de ánimo a nuestro corazón – dulce al escuchar. Otras veces la Biblia dice como son las cosas y penetra al corazón con algo de molestia – disgusto.  Aún así, la Biblia siempre es verdadera, siempre cambia vidas, y está propuesta a transformar nuestras vidas para nuestro bienestar.  Escoja una iglesia que tiene un deseo para la Biblia – donde los mensajes traigan la verdad Bíblica hacia la luz práctica para su vida cotidiana.

Considere la Textura

Muerda una manzana y usted sentirá inmediatamente la textura.  Unas manzanas son esponjosas y otras más firmes.  Unas son suaves y otras duras.  La textura describe el sentir y la substancia esencial de una manzana así es igual con una iglesia.  La textura de una iglesia se describe para determinar la verdad y su manera de funcionar.

En la Iglesia Bautista Nueva Esperanza, la Biblia es nuestra fundación.  Estamos trabajando duro para balancear nuestra textura como iglesia.  En la IBNE encontrará a una iglesia que lo ama tal y como usted es; y una filosofía de enseñanza que le animará a permitir que Dios lo cambie, y le dé crecimiento.  Es un ambiente que Dios lo puede “mejorar” ¡por medio de Su verdad!

No existe una iglesia perfecta, y eso incluye a la IBNE.  Pero cada persona puede ser ayudada grandemente al encontrar una iglesia comprometida a la Biblia y a una textura de aceptación y gracia.

Considere la Variedad

Las manzanas vienen en muchas variedades.  Las necesidades espirituales también son muy diferentes en los varios grupos de edades – de una etapa en la vida a otra etapa en la vida.  La variedad de una iglesia se puede referir a que tan bien está tratando de cumplir con las diversas necesidades espirituales de la gente.  En la IBNE, encontrará que estamos desarrollando ministerios para poder cumplir con las necesidades espirituales distintas de su familia.  Aunque nuestra iglesia tiene una larga historia, estamos pasando por un tiempo de “re-plantación” y le estamos pidiendo a Dios que revitalice a nuestro ministerio hacia cada etapa de vida en los años que vienen.

Desde la cuna, a los programas para niños, al grupo de jóvenes, hasta el ministerio para adultos – es probable que, todos en su familia, encontrarán un lugar perfecto en donde puede encajar.

Considere la Complejidad

Para alguien quien no es un experto en horticultura, una manzana es simplemente una manzana.  Así mismo, para alguien que no ha pasado mucho tiempo estudiando la religión – una iglesia es una iglesia.  Pero la verdad es que una manzana es extremadamente complicada.  Cada una tiene 80 calorías y es compuesta por 25% del aire, es una buena fuente de fibra, y no contiene sodio, grasa, ni colesterol.  ¡La complejidad de una iglesia se puede comparar a “lo que esa iglesia cree!” La pregunta más importante que usted puede hacer acerca de una iglesia es “¿Qué es lo que esta iglesia cree?”

Muchas iglesias tienen declaraciones doctrinales muy complicadas que han originado de un sueño de un hombre, una “visión” de una mujer, o hasta de siglos de tradiciones sin sentido.  A la vista, una iglesia se puede ver como las demás, pero la pregunta tiene que ser, “¿Qué es lo que esta iglesia le va a enseñar a usted y a su familia?”

En Nueva Esperanza, la respuesta a esta pregunta es sencilla – La Biblia – nada más y nada menos.  La figura central de nuestra iglesia es Cristo Jesús, el mensaje central es la Biblia, y nuestro propósito central es aplicar la verdad de Dios a nuestras vidas diarias.  Tenemos pastores y maestros que constantemente enseñan la Biblia y nos guían a Jesús.

Cristo Jesús es el eterno Hijo de Dios, quien se hizo carne, vivió una vida perfecta sin pecado, y derramó su sangre para la redención, o el perdón, de este mundo.  Él es la figura central de la raza humana y de la Palabra de Dios.  ¡Conociéndole es de lo que se trata la vida!

Considere el Tamaño

¡La manzana más grande que se ha cosechado era de un peso de 3 libras (1.4 kg)!  Aun así, su tamaño no quiso decir que era la más sabrosa, la más nutricional, ni la más bonita.  Lo más grande no siempre es lo mejor, ni lo más pequeño es más amigable.  La pregunta clave acerca del tamaño de una manzana es esta, “¿Está creciendo?” Cuando una manzana deja de crecer, su ciclo de vida se está acabando, y sus días de valor nutricional están contados.

Igualmente, la cuestión del tamaño de una iglesia debe ser considerada en términos de su crecimiento y salud.  Una iglesia es un cuerpo vivo – una familia – de creyentes.  En un cuerpo saludable, donde la nutrición es fuerte, habrá crecimiento.  Y una iglesia que está cumpliendo con la misión de Jesús, estará alcanzando a otros con la verdad de Su evangelio.

Considere el Origen

Antes de que usted la escogiera del montón en el supermercado, esa manzana vino de un árbol.  Ese árbol tenía raíces, años de crecimiento, y un sistema que reproducía manzanas saludables.  Del mismo modo, al escoger una iglesia, se debe de considerar el árbol, las raíces – de donde vino.  Es importante encontrar una iglesia que puede rastrar sus raíces directamente con Jesucristo – El Hijo de Dios – y a su mensaje de amor y redención para el mundo.  Estas iglesias se enfocan más en una relación que en una religión.  Ellas ayudan a la gente a entrar en una relación personal con Cristo.  Esa relación lleva a la gente hacia una vida y dinámico conocimiento de un grande y amoroso Dios por medio de Su Palabra, la Biblia.

Comparando manzanas con manzanas (o iglesias con iglesias) es probablemente más complicado de lo que usted se imaginaba.  ¡No sea vencido en su búsqueda! Su familia necesita una iglesia que tenga el deseo para la Palabra de Dios, una textura de gracia, una variedad de ayuda, y un origen directamente conectado a Cristo Jesús.

Si usted aún no tiene una iglesia que cree, enseña, y vive la Biblia, ¡venga a visitarnos pronto!  Encontrará que tenemos una “canasta” llena de maneras para animar y ayudar a su vida y a su familia.